Si ha tenido conocimiento de las condiciones financieras de un determinado préstamo a través de la publicidad, debe tener en cuenta que éstas vinculan a la entidad de crédito y, por tanto, puede exigir las condiciones publicitadas.

Antes de decidirse por un determinado préstamo con garantía hipotecaria, solicite folletos informativos en distintas entidades de crédito; de esta forma, podrá comparar y elegir el producto más competitivo y que más se adecúe a sus necesidades. Estos folletos informativos deben de estar a disposición del público en todas las sucursales, son gratuitos y contienen la información necesaria para decidir sobre uno u otro préstamo.

A la hora de comparar, en caso de que decida contratar un préstamo hipotecario a tipo de interés variable, debe tener en cuenta no sólo el tipo inicial, sino fundamentalmente el tipo de referencia y el diferencial aplicable. Igualmente debe prestar atención a las comisiones de apertura y cancelación que le apliquen a su préstamo.

Fíjese en la Tasa Anual Equivalente (T.A.E.) del préstamo, ya que este tipo le indicará de forma más aproximada el coste real del mismo. Una vez que se decida por un determinado préstamo, solicite de la entidad de crédito una oferta vinculante; en este caso, se deberá proceder a la tasación del inmueble que conlleva un coste (aunque normalmente es asumido por el usuario, puede ser objeto de negociación).

Una vez realizada la oferta vinculante por la entidad y aceptada por el futuro prestatario, éste tiene el derecho de examinar el proyecto de escritura pública de préstamo hipotecario en el despacho del Notario al menos durante los tres días hábiles anteriores a su otorgamiento.

En el caso de comprar un inmueble que ya tiene una hipoteca que garantiza la devolución de un préstamo, antes de subrogarse en la posición del vendedor por el importe que quede por amortizar, debe informarse de las condiciones del préstamo a las que se va a subrogar (ya que dichas condiciones pueden no ser ventajosas, por lo que puede interesarle acudir a otra entidad), así como si dicho préstamo está al corriente de pago.

Si suscribe un préstamo a tipo variable, no pueden aplicarle el redondeo del tipo de interés resultante de la variación. Si le aplican el redondeo al alza en su hipoteca ya contratada, existe una carta tipo para solicitar la no aplicación de esta cláusula; acceda a ella a través de nuestra web.

Si está pendiente de alguna subvención, es conveniente esperar a la concesión de la misma antes de formalizar el préstamo; en caso contrario, es importante hacer constar en la escritura de préstamo la adaptabilidad del préstamo a la subvención, caso de ser obtenida.

En caso de estar pagando un tipo de interés elevado o fuera de mercado, puede mejorarlo mediante un acuerdo con el mismo banco (novación), o con otra entidad de crédito (subrogación).

Tenga en cuenta que, si por cualquier circunstancia, ha incurrido en el impago de una o más cuotas del préstamo hipotecario y la entidad ha iniciado un procedimiento judicial para reclamar la deuda, podrá evitar la pérdida del inmueble, si se trata de una vivienda familiar, abonando las cuotas vencidas, intereses de demora y costas procesales (y no la totalidad del préstamo), incluso hasta el mismo día de celebrarse la subasta de la vivienda.

Fuente: Ausbanc